Córdoba, martes 16 de julio de 2024

Frente de Frentes, la ficha que juega Schiaretti en el tablero de la política nacional

Ahora sí, el gobernador Juan Schiaretti es precandidato a Presidente. Ahora no tiene que responder si será o no candidato. Ya lo dejó claro en la soleada mañana del martes 2 de mayo en San Francisco, acompañado del intendente de Córdoba y candidato a sucederlo en la gobernación, Martín Llaryora.

De ahí en más, Schiaretti fue dando pasos firmes y concretos. El armado de las listas provinciales fueron una muestra de ello. La conformación de una coalición, la apertura a otros espacios políticos, incluyendo a radicales, vecinalistas, socialistas, desarrollistas, del GEN, de la Democracia Cristiana y del PRO.

La noticia de que la candidata a vicegobernadora sea radical y del postulante a vicenintendente de Córdoba sea del PRO, causó impacto dentro y fuera del peronismo cordobés. Pero resonó muy fuerte en el tablero político nacional. El frente antigrieta que pretende Schiaretti para irrumpir en la política del país ya cuenta con un ejemplo concreto: las listas armadas en Córdoba.

Schiaretti podía mostrar todo lo que pretende con el ejemplo de lo aplicado en el Modelo Cordobés; los subsidios al empleo y no al desempleo; la aplicación de políticas sociales que no terminan en simple planes con distribución de punteros; el hecho de gobernar con todos los sectores ya sean públicos y privados, ya sean empresarios, universidades u otras entidades intermedias; la aplicación de políticas de estímulo al campo, a la industria y al turismo; y así muchos más. Le restaba presentar una prueba del armado nacional que pretende y ese modelo fue el que la semana pasada cerró en la provincia.

Alto impacto generó que la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) lo recibiera para hablar del país, del diagnostico que tiene y de las medidas que considera que debe tomar en el caso de que le toque gobernar. Allí habló del Frente de Frentes, de una gran PASO opositora fuera del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, que pueda ser imán de dirigentes de ambos extremos, siempre y cuando dejen de ser habitantes y militantes que sigan insistiendo en fomentar la grieta. Ese es el límite para Schiaretti.

Muchos leen esto como el preámbulo de una posible alianza con Horacio Rodríguez Larreta, aunque el Jefe de Gobierno porteño siga coleccionando fotos en Córdoba con el senador y postulante a gobernador Luis Juez.

Schiaretti cerró dos semanas de participación firme en el tablero de la política nacional. Ya es visibilizado por muchos y escuchado por otros tantos, como para empezar a tomarlo en serio y no simplemente como una expresión regional de cordobesismo, como una caja de alfajores serranos o una foto en el Cu-Cú de Villa Carlos Paz. El Gobernador habla con todos (menos con el Frente de Todos) aunque por el momento solo se muestre con algunos.

Despacito y por las piedras, como cuando un habitante de un pueblo de las sierras cruza el río manso, así marcha Schiaretti, saliendo desde su despacho amplio y luminosos de la Casa Espejada de Córdoba, tomando la ruta 9 rumbo a Buenos Aires, sin dejar de tener en su GPS la dirección que en definitiva buscan todos: Balcarce 50.

 

Te puede interesar

Censo 2022: ¿Cuál es la localidad con menos habitantes de Córdoba?

Leonardo Pirantonelli

Censo 2022: Las 10 localidades cordobesas que más crecieron

Leonardo Pirantonelli

Diez mil Pymes bajaron las persianas

Leonardo Pirantonelli

Joven operario sufrió un accidente laboral en el Molino Fénix

Amtonio Mie Beso

Volcó al llevarse puesto un perro

Amtonio Mie Beso

200 mil turistas visitaron Córdoba en el inicio de las vacaciones de invierno

Amtonio Mie Beso